Vera

Lilypie First Birthday tickers

viernes, 1 de febrero de 2013

El parto de Vera

Lo harta que estaba de pasar noches con contracciones y tal lo sabéis de sobra. Los últimos monitores, el jueves 24, a dos días de cumplir, otra vez, ni una contracción durante la monitorización. Y otra vez cita para la semana siguiente. Estaba como de dos centímetros con el cuello blando y le pedí que me hiciera la maniobra Hamilton, si Vera quería salir saldría, si no...pues la maniobra fracasaría (esto es si el parto no comienza durante las 48 horas siguientes). Nos quedamos en casa de mis padres por si las moscas...Nada de nada.



El domingo nos fuimos a dar un paseo larguísimo papi y yo. Por cierto ¿cómo puede ser posible que en todo un barrio nuevo del norte de Madrid no haya una panadería que no sea un chino? Después me pasé el día destrozada. Y ya me rendí, como llegase al miércoles me ponían cita para provocar. Noté a Vera rara, se movía muy a lo bestia, pero no tenía ni una contracción. Me fui a la cama a las 23.00 cansadísima y fastidiada por la ausencia absoluta de signos de parto (de los que yo había conocido con Nora). Solo una diarrea bestial, pero nada más.

A la una me levanté a hacer pis...nada. A la una y media otra vez. A las dos otra vez pis...a las dos y cuarto me hago un poco de pis en las bragas. Voy al baño, esto nunca me había pasado, me cambio. A los cinco minutos con otro movimiento de Vera me "meo" otra vez. Despierto a papi. "Niño, que no sé si me he meado o estoy rompiendo aguas por fascículos". "Vale", se da la vuelta y sigue durmiendo, "ven al baño y me ayudas a decidir si es pis o no". "Vale"...yo espero en el baño...Otro movimiento de Vera y sale agua con sangre. "Nene, despierta"..."M ¡Qué estamos de parto!". ¿Pero tienes contracciones? Nooooo, he roto aguas y van con sangre...no sé si eso es normal, vamos.

Nos vestimos. Papi va poniendo bolsas en la puerta, aviso a mis padres. Nora se despierta. "Mamá ¿dónde vas?" "Nora, mi vida, nos tenemos que ir porque Vera ya ha decidido salir". ¿Pero luego vienes? Por la mañana vienes tú a verme y luego son dos noches que mamá tiene que estar en el hospital. Solloza "¿puedo ir contigo?". "No mi amor, no puedes". "Ojalá pudiera ir contigo. Te quiero hasta el infinito". Lloramos las dos. "Y yo a tí mi niña". Viene mi madre a nuestra cama, se acuesta con ella y Nora se abraza a ella y llora, pero sin decirme que me quede.

En el coche empiezo a tener contracciones, cada vez son más fuertes, solo se distancian en unos 30 segundos. A la décima ya he decidido que quiero la epidural. Dios mío, qué dolor. Intento respirar, me acuerdo del mantra...sooooooo haaaaaaammm. No, no funciona.



Llegamos. Nos mandan esperar a la matrona. 40 minutos después de subir a la primera planta...cuando ya mis sonidos para afrontar las contracciones tan seguidas se oyen por todo el edificio, y la de la entrada haya llamado a la matrona cuatro veces, aparece una rubia borde medio sobada y me monitoriza. Me hace un tacto que me mata (mi gine no me ha hecho nunca tanto daño, ni con la Hamilton). "Pero si solo estás de dos centímetros y todavía tienes cuello. Pues no es para que te quejes como lo estás haciendo, ni siquiera tienes la tripa dura". Te dejo otro ratito más. 



Ya no hay ni 15 segundos entre contracción y contracción. Necesito moverme, no soporto el dolor tumbada, necesito moverme. Encuentro alivio colgándome de los brazos de papi a pulso. Mis quejidos a boca cerrada empiezan a no serlo tanto. A partir de ahora entended mi vocabulario. "Cielo, la leona, la loba y la mamífera se han ido con su puta madre ¡quiero la epidural ya!". Respiro, intento acordarme de las respiraciones, relajarme, no funciona, necesito moverme. Te vamos a bajar ya, solo por lo que te quejas (Querida, me pareces una hija de puta teniendo en cuenta la situación). Papi le dice: Conociéndola como la conozco le tiene que estar doliendo mucho. Le quiero.

Me bajan sola. La tía me dice que me desnude y se pira, no me deja ni camisón ni nada. Me siento muy vulnerable estando desnuda en una habitación tan fría. Otra contracción. No necesito gritar tanto, me acaricio la tripa, respiro. Me trae el camisón y me hace tumbarme. Me pone la vía y el suero para la epidural.Me dice que tocándome la tripa me estoy provocando contracciones. Me da igual, me lo pide el cuerpo. Me hace sentarme a esperar. Empiezo a gritar, me sale desde abajo, duele, pero el sonido que emito me alivia. El anestesista me dice la postura, pido perdón por los gritos y explico que si no me puedo mover necesito gritar. Me vuelve a llamar quejica la rubia del principio, ya me la trae al pairo. He sido educada, pero este es mi parto y grito si me sale del pie. Me quedo quieta. Me pincha. Otra contracción. Grito, no me tenso, no llevo tensión a ninguna parte de mi cuerpo, porque a pesar de no moverme nada el grito me libera del dolor. 

Parece que empieza a funcionar. Viene papi. Me relajo un poco. Las contracciones no dejan de doler, pero no necesito gritar. Hazme foto. Pasan unos 45 minutos. Estamos solos. Rellenamos los papeles para donar el cordón. No bajan la luz y me empieza a molestar otra vez. Empiezo a tener ganas de empujar, empieza a doler mucho. Necesito volver a los "mmmmmmmm". Llama a alguien, voy a empujar poco a poco. Me acuerdo de todos los partos naturales que he leído, los post de "el parto es nuestro". Empujo despacito, para que el perineo se me vaya haciendo. Empujar me alivia, ya no necesito gritar. Jimo. Empujo.

Viene la rubia incrédula. Ah, pues sí. Estás casi. No empujes, todavía tienes borde. Mi cuerpo me lo pide, me da igual lo que me dice, ya hace rato que he decidido escuchar a mi cuerpo. Se va. Me agarro las rodillas, necesito empujar. Empujo. Viene la otra asquerosa, me vuelve a decir que no grite. Deciden llamar al gine (un poco tarde ¿no?). Literalmente me dice la morena: Ahora cierra las piernas y deja de empujar. La mando a la mierda y sigo empujando cuando me lo pide el cuerpo. 

Me cambio de camilla. Me llevan a quirófano. Me tumban en una camilla más dura aún y no dejan que papi pase conmigo todavía. El quirófano está frío, empiezo a temblar. La tía sigue diciéndome que no lo entiende, que tengo la tripa blanda. Hablan de su fin de semana. Me vuelven a decir que no grite, que voy a despertar al personal. Llega el gine y las regaña, me hace un gesto de cariño y me roza la mejilla. Llevan tanto rato tratándome mal que me entran ganas de llorar de recibir ese gesto. Me dice que empuje lo que quiera. Me colocan la camilla y levantan la espalda...mucho mejor. Recuerdo que avisen a papi. Empujo y el grito cambia, viene desde dentro. Algo animal, visceral, instintivo me invade. Empujo y grito. Me dicen que me agarre a unas barras, me agarro. Empujo y grito. "No grites", la rubia. "Saca los codos". "No grites". Me coge los codos para que los saque. Esa es mi postura. Vuelve a intentar moverme. "¡Que no me toques, joder!". Creo que he sido muy educada hasta ese momento, conozco mi cuerpo y no quiero cambiar la postura. Siento que me abro en canal. Empujo y grito. El gine me dice que estupendo. Me duele el culo. De pronto siento alivio, me ha cortado un poco y se lo agradezco. Siento como sale la cabeza. Duele. Empujo, el grito baja de intensidad, ya no es desgarrador. Tengo a Vera encima. No me lo creo. La toco, la tengo de espaldas. La cojo. ¡Es morena! Es preciosa, llora con fuerza. Lloro con ella. Otra contracción y alumbro la placenta. Tengo a mi niña. Es preciosa.

Se la llevan. No lo entiendo. El gine me pone dos puntos. No me he desgarrado. Papi me da un beso y me dice lo bien que lo he hecho y las ganas que tiene de pegarle una leche a la rubia borde. Me traen a mi niña. Me jode mucho que se la hayan llevado. Es una pasada. Se parece muchísimo a su hermana. Siento amor a primera vista. Ha salido a las 6.50 de la mañana. Ya estamos juntas. Nos suben a la habitación. Ya somos cuatro. Me siento con unas energías increíbles. Me alegro de haberla parido sintiéndolo todo. Me alegro de haberme hecho caso a pesar de las matronas y haber hecho lo que me pedía el cuerpo a pesar de unas profesionales que deberían estar rellenando papeles y no atendiendo a parturientas.

Repetiría mil veces. ¿He dicho ya que estoy enamorada de mi niña? 

34 comentarios:

  1. ay madre! los pelos de punta!! que bonito!!! y a la tía esa a la mierda pero ya!!! yo le pongo hasta una reclamación para que no le toque los cojones a ninguna más!!
    Que bien, que ya esté con vosotros y hayas "disfrutado" tantoel parto.
    Un besito y a cuidarse!

    ResponderEliminar
  2. ¡Uf! Vaya descripción!! Es una vergüenza que personas como la rubia esa sean matronas, y que se dediquen a eso. Bravo por mandarlas a la m...!!

    Y enhorabuena por ese parto!!

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Uf, enhorabuena lo primero,siento que tuvieras a esas tipas en el parto,en fin lo importante es que las dos estéis bien.Un beso

    ResponderEliminar
  4. Me encanta tu relato!! Te entiendo con lo de los gritos!! Mi segundo parto fue rapidisimo pero muuuuyy intenso y necesitaba gritar, era un grito salvaje, animal. Y todos me miraban desaprobandolo!
    Yo tambien repetiria mil veces!
    Ah! Y tu rubia, me ha dejado loca como se quedo con tu mami! Que mayor!

    Muchos besos y disfruta de tu chute de hormonas post-parto!!! ;)

    ResponderEliminar
  5. Hace tiempo que no te leía, y mira con lo que me encuentro, que sois cuatro ya. Enhorabuena!! Un besazo muy gordo!

    ResponderEliminar
  6. Joder, qué ilusión, qué bonito, quñé duro, y que gilipollas la peliteñida esa del coño.

    TE ADMIRO!!!

    Te mando un besazo enorme, me declaro enamorado incondicional de tu blog!


    MUACKSSS!!!

    ResponderEliminar
  7. Has sido una súper valiente. Manda narices que una tía tan zorra te amargue un momento tan feliz!!!

    ResponderEliminar
  8. Felicidades por la llegada de Vera, por lo que cuentas se nota que fue un parto muy intenso, ojala esas matronas no hubieran estado ahí.
    Lloré cuando cuentas la despedida con Nora, debe haber sido muy duro.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  9. Oleeee, campeonas!!!!!!! Qué bien y qué de ánimos me ha dado leer tu parto!!! Ole, ole y ole!!! Y me cago en la rubia y en su pm, espero que su recuerdo no te amargue el del parto, que es precioso!!

    ResponderEliminar
  10. Qué bonito María!! Me has emocionado... Un besin y enhorabuena por esas dos cachorrillas!!

    ResponderEliminar
  11. Hay gente gilipollas en el mundo. Pero tú lo has hecho divinamente, has escuchado tu cuerpo y las has puesto en su lugar. Me alegro de que lo hayas sentido así.
    Besote grande!

    ResponderEliminar
  12. Felicidades guapa, y a la rubia, que le llegue el Karma.. so borde! Menos mal que tienes valor más que de sobra para mandarla a paseo.

    ResponderEliminar
  13. Una historia preciosa. Conmovedora y emotiva a tope. Que bruja la matrona!! Enhorabuena familia!!!

    ResponderEliminar
  14. Una historia preciosa. Conmovedora y emotiva a tope. Que bruja la matrona!! Enhorabuena familia!!!

    ResponderEliminar
  15. ves?vera no se iba a quedar dentro
    :-)!!!!Enhorabuena valiente!!!!!

    ResponderEliminar
  16. ¿En qué mundo vivimos que una tía se cree con derecho a mandar a callar a una parturienta? ¡Estás trayendo vida al mundo! ¡Como si lo quieres hacer cantando opera a todo pulmón! 'vas a despertar al personal'... Que zancajazo en la boca se merece la rubia, por dios, que indignación.
    Que preciosa es tu pequeña. Que bien que pudieras disfrutar de tu parto, lo que te dejaron. Felicidades a los cuatro!

    ResponderEliminar
  17. Vaya me ha gustado tanto que me lo he leído 3 veces. Qué bien, no sé si ha salido todo como tu querías pero al menos ha tenido un final feliz y has hecho lo que te apetecía. Has de contarnos cuando puedas qué cara puso Nora cuando vio a Vera

    ResponderEliminar
  18. ¡¡Qué intensidad de relato!! Me ha puesto la piel de gallina!!

    Por cierto, ¡¡¡¡enhorabuena por esa morenita guapa!!!! Que no te lo llegué a decir en el post de presentación! :S

    Oye.. y mira que aguantaste sin mandar a la mierda a la tipa esa, eh?? Porque yo creo que le habría puesto de verde parriba a los 5mins!! GRRRRR

    Por cierto, yo pondría una queja en el hospital contra semejante ogro >__<

    En fin, enhorabuena familia de 4!!!

    ¡¡Os deseo lo mejor!!
    Besicos congelados desde Bélgica!!

    ResponderEliminar
  19. Perfecto, una pequeña nacida con energia y con ganas de llevar la contraria, justo lo que necesitamos en estos tiempos! :))) enhorabuena a las 2, o a las 3, o a los 4!

    ResponderEliminar
  20. Me as puesto los pelos como escarpias , me recordabas á mí , y encima q te toque esa cabrona tocando las narices , como puede haber jente tan cabrona ,sunormal d mierda ...

    ResponderEliminar
  21. Ay, me has puesto los pelos de punta. Y al ver la segunda foto, me ha dolido hasta a mi, dios mio. Pero como siempre me dice mi madre, tu haz caso a tu cuerpo en cualquier situación. Si te duele la tripa y quieres tocarla y demás, hazlo. Tu eres dueña de tu cuerpo. Y si te retuerces del dolor y quieres gritar, grita, eso te aliviará... y si a alguien no le gusta, que se tape los oídos... no se puede permitir que a una mujer que esta de parto, sufriendo y pasando dolores fuertes y con ganas de empujar, se le diga quejica, no grites, y demás, serán hdp. Que poca empatia (y como me cabrean estas cosas).

    ¡Un besazo a las tres preciosidades y al papa!

    ResponderEliminar
  22. joerrrrr, qué momentazo por favorrrrrr. Snif, snif, se me ha caído la lagrimilla. Y ahí llegó Vera. Hija!! cómo te has hecho de rogar. Al fin asomaste tu cuerpito. Besos para la mami. Olé por el papi.

    ResponderEliminar
  23. FELICIDADES PRECIOSA !!!! ufff que carilla se te veía....
    ui... a mi me tratan así y te juro que les escupo !!!! que rábia tía !!!!!
    Me alegro que estés contenta con tu parto y lo disfrutaras (dentro de lo que significa un parto claro).
    Pero aun no me ha quedado claro el dia que nació? el lunes 28? Acuario como yo... somos las mejores !!! Que vayan muy bien los primeros días de adaptación en casa y con Nora... estoy muy muy pendiente de lo que cuentes !!!

    Un abrazo muy grande guapetona :)

    ResponderEliminar
  24. Muchísimas felicidades guapa!!!!!! Me alegro que todo haya salido así de bien, a pesar de la rubia quejica. Lo importante es que estáis bien y oye, solo dos puntos ¡¡¡¡Menuda pasada!!!!.

    Besotes y a disfrutar de esas nenas preciosas

    ResponderEliminar
  25. Que bien fue todo!!! Felicidades!! Pero no entiendo como tenias contracciones tan fuerte si te habian puesto la epidural.... La rubia se merecia que le hubieras dicho de todo, como se puede ser tan borde en ese momento!!!

    ResponderEliminar
  26. Ay!! Tiemblo de la emoción. Qué alegría, ya sois cuatro, esa frase me ha emocionado. Tu relato del parto es fantástico, me gusta cuando dices: "hago lo que me pide el cuerpo". Lástima que hayas dado con unas matronas tan bordes, pero tu día ha sido genial y ya tienes a Vera contigo.
    Muchísimas felicidades.

    Besos.

    ResponderEliminar
  27. me has hecho llorar como una magdalena... siempre he soñado tener un parto normal pero a la 41 semana mi niña no quería salir y encima se enrollo con el cordon ahogandose... toma cesaria de emergencia.

    Has hecho muy bien escuchando lo que te pedia el cuerpo y por mandar la rubia esa a joderse! ugh que rabia con la gente de ese tipo!

    Enhorabuena a los 4!! Un beso desde Galicia :)

    Spanish Pinay

    ResponderEliminar
  28. Dónde hay que ir para darle dos tortas a la rubia de bote? por favor me ha dado rabia hasta a mi de solo leerte.
    De resto me ha encantado tu relato, se vé que lo has vivido y lo más importante, ya sois cuatro y está todo estupendo.
    FELICIDADES FAMILIA.

    ResponderEliminar
  29. Felicidades Madi!!! que parto tan bonito..gracias por compartirlo!!! a las dos matronas...que decirte, deberían dedicarse a otra cosa, que pena, que poca profesionalidad. Un beso gigante y disfruta de tu preciosa familia!

    ResponderEliminar
  30. Hola guapa!!! me ha encantado el relato de tu parto (sí, ahora yo tambien odio a la rubia cabrona. menos mal que la mandaste al carajo... porque ya empezaba a pensar que eres gilipollas...) Por cierto, a mí tambien me hubieran dado ganas de llorar el gesto del médico...Bueno vaale, lo confieso..me han dado ganas al leerlo...

    Llevaba tiempo sin pasar por aqui, pero para que veas que no me olvido, te dejo un premio. (porque menos mal que tienes menso de 200 seguidores...sino no hubiera podido).

    En fin... cuando gustes te pasas. Aunque entiendo que ahora tienes otros menesteres mas importantes. Disfrutalos!!!!

    ResponderEliminar
  31. muchas felicidades por la peque!!!
    y ala rubia que se la folle un pez haber si se le quita la amargura, será la tia!ajajaj
    Tod precioso y una que ets sensible he llorado y todo cuando cuenas la despedido con Nora, aix!
    Un saludo y ahora a disfrutar de tu familia de 4.

    ResponderEliminar
  32. qué alegría que todo haya ido tan bien, con sus pequeños peros ,entre otros que no te hiciera todo el efecto la epidural, y la puñetera de la rubia....porque siempre tiene que haber alguien que se empeñe en fastidiar el momento?.
    Espero ser tan fuerte como tu e intentarlo sin epidural, aunque como no tengas más fuerzas y mas hierro que ahora lo dudo.
    Ahhh, se me olvidaba, qué bien que hayas donado el cordón,seguro que salva algún niño/a que está sufriendo...o mayor.
    Moitos besiños valiente

    ResponderEliminar
  33. Que asco de tiaaaasss!! Uufff! Pero al final tubiste un parto precioso, suerte que apareció el ginecologo. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  34. Qué poco respeto hacia ti!!! No lo entiendo. Yo grité todo lo que me dio la gana porque sentía que lo necesitaba y me colocaba como quería, la comadrona me trató muy bien, lo que te hicieron a ti no tiene nombre. Qué es eso de molestar a una mujer que está pariendo?? Tendrían que estar ahí para ayudarte e intervenir sólo cuando haga falta no para ponerte más nerviosa. Pero por suerte ya tienes a tu peque y a los demás que les den!!!

    ResponderEliminar